domingo, 6 de febrero de 2011

.

Dame el tiempo que no te haga falta , prometo invertirlo en caricias en tu espalda.
Me deje la verguenza olvidada en el vaso del ultimo bar.