domingo, 25 de noviembre de 2012

Volvió a vestirse de niña, para saber como se sentía.

Creo que hay cosas que no lograría entender en mil vidas, ni libros que se las explicaran, dudo que halla sensaciones que un cuadro pueda plasmar o una fuga hacer temblar. A veces los olores se quedan en la ropa para siempre y no encontraba detergente que los eliminara, porque se niegan a ser olvidados,  porque hay cosas simplemente que nunca a lo largo de los años se ha sabido explicar. No creia en las definiciones biologicas de ciertas sensaciones, ni que el frio que sentia fuera de los grados bajo cero. Sentia que los únicos que sabian el porque de las cosas eran los niños, los más inocentes que veian a través de ella. Venia uno y sin siquiera conocerla, descibraba el brillo de su mirada y nunca habia sentido nada igual. Pero en realidad las cosas eran de otra manera, se puso a caminar calle arriba, calle abajo, como hacia tiempo caminaba enfurruñada cuando sus padres no la tomaban en serio; iba hasta el parque, y cuando se sentia sola, volvia a casa ,con el rabo entre las piernas, con el orgullo por los suelos. Sentia su debilidad, su niñez, su falta de años en las espaldas y llegaba esa frase de : "Ya creceras..." y cuando lo hizo deseo volver a tener que tragarse su infantil orgullo porque la cogieran en brazos hasta quedarse dormida. Pero por mucho que lo deseara, su DNI cada vez marcaba más en grande la fecha de nacimiento, y no podia evitarlo. La gente que queria se iba marchando, y ella no podia pronunciar tantos "Te echo de menos.." con lágrimas en los ojos.
Siempre la dijeron que con los años entenderia las cosas, pero cada vez entiende menos, y se siente más débil, más atacada por el paso de tiempo, por las cosas que se van y no vuelven.
Y no te has ido, pero ya te echa de menos.

domingo, 18 de noviembre de 2012

"Se marcha rodeado del cariño de muchos niños que han crecido cantando, riendo y disfrutando con él"




En un comunicado, la familia señala su "profunda tristeza" por el fallecimiento, y afirma que su esposa e hijos han perdido a un "marido y un padre maravilloso". No obstante aseguran sentir el "consuelo de saber que se marcha rodeado del cariño de muchos niños que han crecido cantando, riendo y disfrutando con él".


 Supongo que no puedo presumir de haberle seguido como payaso, creo que eso me queda un poco lejano; no puedo decir que tuve el gusto de conocerle, ni que pueda sentirme minimamente triste que todas aquellas personas que pudieron ocupar una pequeña parte de su (gran) corazón. Pero si soy una de esas (todavia) niñas que crecieron escuchandole y bailando sus canciones. Ponia su CD lo más alto que podia en el reproductor de música de mi padre, y cantaba como si me fuera la vida en ello, como si no pudiera haber más felicidad que Miliki te dijera que intentaras cantar aún más rápido la canción de "Mi barba tiene tres pelos" y que si te equivocabas te llamara ciruelo. Y después de escucharla un millón de veces lo consiguieras.


 La gallina turuleta, el ratón de susanita,o el circo; pepito y don josé todas esas canciones que a medida que crecias seguias cantando con una sonrisa si tenias la suerte de ir al centro comercial y sonaba. Y cuanto más pasaban los años, me di cuenta de que me enseño que nunca es tarde para ser un niño y sentirse como tal. Para ser infantil y se te iluminen los ojos cuando algo te hace ilusión, cosas que los adultos no deberian sentir, porque se suponen que han crecido. Que los adultos pueden seguir siendo niños toda la vida, aunque esten más cansados, les salgan canas o las situaciones les superen. Solo quiero despedirme, porque llenaste mi infancia Miliki, la mia y la del miles como yo. Y que la infancia es eterna, pero tú has demostrado que tambien lo serás


 Había una vez, un circo que alegraba siempre el corazón lleno de color, mundo de ilusión, pleno de alegria y emocion.
 Habia una vez, un circo que alegraba siempre el corazon sin temer jamás al frio o al calor, el circo daba siempre su función. 


 Porque tú siempre dabas tu función, Hasta siempre

lunes, 12 de noviembre de 2012

.

A veces tienes que entender que hay cosas que no pueden ser. No porque no lo hallas intentado, o porque te rindas antes de empezar a luchar. Simplemente hay fuerzas que no atienden a la razón, y que lo que no sale del corazón, es dificil que salga de la cabeza. Eso y esas mil frases que alguna vez nos han dicho. No puedes pretender luchar contracorriente, que las cosas siempre llegan a su tiempo, que el que quiere puede, que las cosas llegan cuando ya no las esperas, y cuando las cosas te empiezan a dar que pensar. Los suspiros son aire y van al aire. Las lágrimas son agua y van al mar. Dime, mujer, cuando el amor se olvida, ¿sabes tú adónde va? Restos de Bequer y heridas en las rodillas, curadas con alcohol, con tiempo.