jueves, 27 de enero de 2011

Es algo más.

Dices que no puedes ignorarle, que pasa a tu lado y no eres capaz de mirarle mal y pasar de largo; que oyes su nombre y no puedes evitar darte la vuelta; pensar el vosotros dos, como una sola persona.
Dices todas esas tonterias sobre el amor. Pero es que yo soy igual que tu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario