martes, 10 de septiembre de 2013

¿De verdad que la vida es tan repetitiva? Ves pasar mensajes, uno tras otro y todo el rato lo mismo; eso de morirte sin la persona que amas, caminar bajo sus pies, o simplemente que sea la única razón para tu sonrisa. ¿En serio? Bueno, vale, digo algo que un dia probablemente escribiría yo, pero con los años se supone que creces, o maduras, como quieran llamarlo, y esos calentones de la lengua, deberian quedarse en una agenda estropeada, o en una nota en la pared que días más tarde tiras; pero no publicar algo así, tan falso y tan estúpido por otra parte. No me malinterpretéis, adoro el amor, o lo que quiera que sea; el amor y todas y cada una de sus sensaciones, la falta de respiración, la sonrisa de boba, la colonia que impregna la habitación; pero lo bueno que tiene la vida, es que hay tiempo para todo. Pero ante todo, la vida es libertad, libertad limitada, si, pero libertad, e individualidad. Somos seres diferentes, con cuerpos diferentes, y sentimientos diferentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario