domingo, 29 de julio de 2012

Haz que cuente

Sí te pierdes yo te encuentro; sí eres débil yo soy fuerte por los dos; sí se te olvida quién eres te Lo recordaré durante las noches de insomnio. Y que eres idiota, como el que discute sabiendo que no tiene la razón, que soy la que ganó por haberte conocido , y la que te quiere tal como eres, con esas formas y esas maneras. ATT: tu pato

jueves, 26 de julio de 2012

Si te tocan, los hundo


Supongo que lo llamaran debilidad, complicidad, o un " como te toquen los hundo". Podria pasar de puntillas diciendo que nadie se atreveria a decirle nada que le hiciera daño sin que le partiera la cara; y por mucho que la fuerza se me escape por la boca, aprenderia solo para ponerme entre el dolor y su cuerpo mazado. No podria explicarlo asi como asi sin ponerme a hablar alto, o acabar poniendome irremediablemente ñoña cuando encuentro mi hueco en su pecho cuando todo va mal. Y a pesar de ser la débil; muchas veces ( no todas las que quisiera) me toca ser la fuerte y coger el timón del barco, aunque nunca seré lo suficientemente ágil como para llegar a tierra firme sin un payaso al oido que se ria de lo mal que lo hago. Y tener que tragarme el orgullo una y mil veces mientras me pregunta que que me pasa por la cabeza cuando el labio empieza a sangrar. O todas esas veces que le miro como si se me perdiera el mundo en sus pestañas solo para verle sonreir una vez más, creyendo que será la ultima vez que lo vea. Y creo que de eso va todo. De que tienes que vivir cada momento como si al dia siguiente tu mismo tuvieras que sujetar el mundo con tus propias manos. Solo asi entenderas lo que significa perder y más grande te parecera ganar. Y aunque haya idiotas por el mundo y mil personas queriendo tu caida demostraras que a veces encuentras lo que buscas en canciones de Funambulista o quien sabe, al otro lado del espejo de las ciencias.

miércoles, 18 de julio de 2012

Y eso es lo que hacemos, tu me dices cuando soy un gilipollas y yo cuando te estas poniendo cargante



No es posible querer demasiado. Si dices demasiado entiendes que es por encima de lo normal; más de lo que deberias; por encima de algo que no puedes controlar. Y por lo tanto se convierte en algo malo y dañino. Querer no puede ser malo. Tiene que ser emocionante, sorprendente, e incluso puede asustarte; pero no puedes llegar a la conclusión de que no es algo bueno. Querer esta en esa lista de cosas que vas apartando una y otra vez para no tener que plantearte si lo sientes, lo has sentido o de verdad sabrias explicarselo a alguien.Pero es diferente saber explicarlo, a saber definirlo realmente. Tu mismo muchas veces te lo habrás planteado, en un rato libre, cuando tienes que enfrentarte a la realidad. Y llegas a la conclusion de que eres demasiado pequeño para entender que ese verbo implica no ser egoista, ni avaricioso, ni mucho menos hipócrita. No puedes querer un dia y al dia siguiente cambiar de nombre personal, asi, a tontas y a locas, porque el centro de control(y no hablo precisamente del cerebro) te manda a otro destino; porque te has resignado antes de empezar a luchar; o porque te crees incapaz de llegar a marcar a una persona. Evidentemente hay puntos en los que debes parar, pero donde esta ese punto? ¿En que momento te das cuenta de que querer no te esta valiendo la pena, e incluso deberias parar? Buena pregunta. El dia que sepa contestarla, el dia que de verdad sepa cuando estas pasando el limite entre lo valiente y lo gilipollas, sabre cuando hay que parar .

martes, 3 de julio de 2012

Queria escaparse y a la vez quedarse para siempre



Encontrar algo que sin saber porque te hace sacar lo mejor de ti misma, todo eso que se supone que todo el mundo tiene pero que pocas personas intentan encontrar. Podria decir que me he comido cada una de sus sonrisas, y he acabado sonriendolas yo; de la misma manera; una que no deja espacio para los malos momentos; solo deja tiempo para el no pensar, el minuto, el segundo y todas esas cosas que se nos quedaron por decir en la garganta que traga saliva despues de cada momento. Ver pasar los pensamientos por su cabeza y notar sus ganas de llorar. Esa sensacion de que te abrace y lo demás pueda esperar. Pero consigue demostrar todos los dias que no me equivoco y que la RESIGNACIÓN no siempre es el camino que sirve (de hecho, pocas veces lo es)



http://www.youtube.com/watch?v=ruuBy4sP5Uo

Deja que me quede y nunca más me vuelva a ir. No me dejes ser solo a medias.