domingo, 27 de mayo de 2012

Why


Siempre intentamos preguntarnos que es lo que pasa por nuestra cabeza, analizarlo, pensarlo, consumirlo, exprimirlo y cuando vemos que no hay riesgo de error, lo ejecutamos, hacemos, llevamos a cabo, paramos, tocamos, besamos y si se tercia rompemos. Acaba funcionando siempre, para algo tenemos la cabeza supongo. Pero otras veces hay que dejar que hable el corazón, el que más se suele equivocar; pero al fin y al cabo es el que quedara siempre, la cabeza con la edad pierde rapidez, y a veces acaba fallando sin que una pastilla lo remedie; el corazón siempre esta ahi, no falla, hasta el fallo definitivo de donde no hay retorno posible. Me dedico el 95% de mi tiempo a pensar que me puede hacer daño, donde va a fallar todo el mundo para que ande con cuidado; pero desde que se que pase lo que pase me acabare levantando, no tengo miedo de caerme. Me pare pensando entre nota y nota quien eras y que habias hecho conmigo; de donde viniste, el momento en el que apareciste y el porque del remolino de vientos del estómago. Y esa sonrisa estupida otra vez, y talon de aquiles. Y que , deberia irme a la cama. Hay cosas que no son buenas, ni para mi 

No hay comentarios:

Publicar un comentario