jueves, 1 de septiembre de 2011

Buenos dias cotilla.

Vamos a hablar. Hablemos de las cosas que se me quedaron en la garganta o de aquellas que se trago el estomago por miedo a meter la pata. Te voy a contar como sales de la piscina y te secas, lentamente y sin que casi se note que lo haces; de la manera en que te pones la camiseta cuando vas al baño; de como me fijas la mirada y cuando no la quito yo lo haces tu; de tu sonrisa y ese diente más salido que los demas; de tu nariz que choca sobre mi frente o tus labios que se enfrentan a mis ojos. Puedo hablarte de nudos de garganta; de cosquilleos en el estomago; falta de sueño; de hambre; de ganas de sonreir y a la vez de dolor en los pomulos de hacerlo tanto; de brillo en los ojos; calidez en la voz o suspiros en la oscuridad. Agarrame de la cintura mientras te miro pòr el rabillo del ojo, y dejame que me suba al más alto de los bordillos; enseñame en tu muñeca mi pulsera y tus ganas de verme e imaginar que vuelvo cuando en realidad sabes que no sera asi. Me gustaria hablarte de muchas cosas, pero tengo la esperanza de que el tiempo, sera nuestro aliado en esto.


1 comentario: