viernes, 7 de octubre de 2011

Y a veces sin poder evitarlo, me atrevo a echaros de menos.

Se que no lo digo, lo pienso y no lo digo. Que si lo digo, creereis que es una de mis neuras, pero eso no me quita de sentirlo como es. Que empezando por la A y terminando por la S, ahi se acababa mi alfabeto, a veces 2 letras pueden con El Quijote. Pero cada vez es menos asi, los tablones dicen pero no hacen. No unen, no sienten, son espacios en blanco que rellenas cuando crees que es lo que esta bien. Pero no hablo de eso, hablo de que duele ya no enterarse de nada, convertirse en la que ven 5 minutos como mucho y que ya no te llamen como antes. No lo se, quiza se me junta todo, pero es lo que hay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario