domingo, 18 de noviembre de 2012

"Se marcha rodeado del cariño de muchos niños que han crecido cantando, riendo y disfrutando con él"




En un comunicado, la familia señala su "profunda tristeza" por el fallecimiento, y afirma que su esposa e hijos han perdido a un "marido y un padre maravilloso". No obstante aseguran sentir el "consuelo de saber que se marcha rodeado del cariño de muchos niños que han crecido cantando, riendo y disfrutando con él".


 Supongo que no puedo presumir de haberle seguido como payaso, creo que eso me queda un poco lejano; no puedo decir que tuve el gusto de conocerle, ni que pueda sentirme minimamente triste que todas aquellas personas que pudieron ocupar una pequeña parte de su (gran) corazón. Pero si soy una de esas (todavia) niñas que crecieron escuchandole y bailando sus canciones. Ponia su CD lo más alto que podia en el reproductor de música de mi padre, y cantaba como si me fuera la vida en ello, como si no pudiera haber más felicidad que Miliki te dijera que intentaras cantar aún más rápido la canción de "Mi barba tiene tres pelos" y que si te equivocabas te llamara ciruelo. Y después de escucharla un millón de veces lo consiguieras.


 La gallina turuleta, el ratón de susanita,o el circo; pepito y don josé todas esas canciones que a medida que crecias seguias cantando con una sonrisa si tenias la suerte de ir al centro comercial y sonaba. Y cuanto más pasaban los años, me di cuenta de que me enseño que nunca es tarde para ser un niño y sentirse como tal. Para ser infantil y se te iluminen los ojos cuando algo te hace ilusión, cosas que los adultos no deberian sentir, porque se suponen que han crecido. Que los adultos pueden seguir siendo niños toda la vida, aunque esten más cansados, les salgan canas o las situaciones les superen. Solo quiero despedirme, porque llenaste mi infancia Miliki, la mia y la del miles como yo. Y que la infancia es eterna, pero tú has demostrado que tambien lo serás


 Había una vez, un circo que alegraba siempre el corazón lleno de color, mundo de ilusión, pleno de alegria y emocion.
 Habia una vez, un circo que alegraba siempre el corazon sin temer jamás al frio o al calor, el circo daba siempre su función. 


 Porque tú siempre dabas tu función, Hasta siempre

No hay comentarios:

Publicar un comentario