lunes, 12 de noviembre de 2012

.

A veces tienes que entender que hay cosas que no pueden ser. No porque no lo hallas intentado, o porque te rindas antes de empezar a luchar. Simplemente hay fuerzas que no atienden a la razón, y que lo que no sale del corazón, es dificil que salga de la cabeza. Eso y esas mil frases que alguna vez nos han dicho. No puedes pretender luchar contracorriente, que las cosas siempre llegan a su tiempo, que el que quiere puede, que las cosas llegan cuando ya no las esperas, y cuando las cosas te empiezan a dar que pensar. Los suspiros son aire y van al aire. Las lágrimas son agua y van al mar. Dime, mujer, cuando el amor se olvida, ¿sabes tú adónde va? Restos de Bequer y heridas en las rodillas, curadas con alcohol, con tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario